¿Por qué tu empresa debe aplicar la responsabilidad social?

La pandemia ha dejado tantísimas lecciones a las empresas: adaptarse en corto plazo, innovar, ser flexibles con el teletrabajo, tener responsabilidad social, etc. Pero quizás las lecciones más importantes son las que involucran a los individuos.
Responsabilidad social empresarial
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en telegram
Telegram

Aprendimos que las organizaciones están compuestas por personas con miedos, sueños y realidades. Y estamos viendo cada vez con más frecuencia que las personas esperan encontrar en las marcas un ejemplo de lo que aspiran. Cuando no, una inspiración para seguir una causa social.

La libertad de género, la lucha contra el cambio climático y la salud mental son algunos de los propósitos que la generación Z más apoya y no solo eso, así mismo desean que sean apoyados por las organizaciones.

Un estudio de Havas Group reveló que el 77% de los consumidores esperan que las marcas ayuden a las personas en tiempos de crisis. Y el 73% considera que estas deben actuar por el bien de la sociedad y del planeta.

A lo que nos está llevando esto, es a que las empresas le apunten a tener responsabilidad social con sus colaboradores y todo su entorno.

Empresa socialmente responsable

¿Qué es responsabilidad social?

Con el auge de la industria y la utilización de recursos que han perjudicado al medioambiente, la salud y la vida de grupos minoritarios como las poblaciones indígenas, surgió el concepto de responsabilidad social, el cual se puede aplicar a un individuo, grupo u organización.

Para las empresas, el ser socialmente responsable significa comprometerse a llevar a cabo un conjunto de acciones que beneficien a la sociedad y a su entorno de manera voluntaria.

Con el tiempo, la responsabilidad social empresarial ha pasado a ser un trabajo proactivo de las compañías para mitigar o compensar el impacto negativo que generan ya sea de carácter ambiental, social o económico.

En el año 2010 se publicó la norma ISO 26000, como una guía para aplicar la responsabilidad social empresarial. Aunque no es obligatoria, en muchos países se le considera parte de las leyes nacionales. Además, es un buen punto de inicio para las compañías.

De acuerdo con la ISO 26000, “en el largo plazo, todas las actividades de las organizaciones dependen de la salud de los ecosistemas mundiales”.

Es decir, si las empresas retribuyen a dichos ecosistemas tendrán una ventaja competitiva, mayor credibilidad, un nivel de fidelidad alto de sus colaboradores y usuarios y una buena imagen ante los inversionistas.

Veamos ahora qué otros beneficios pueden traerle a una empresa el ser socialmente responsable.

¿Quieres saber más sobre las normas ISO? Infórmate aquí.

Equipo de sostenibilidad

Ventajas frente al calentamiento global

El 2022 es un gran año para pensar en sostenibilidad. El calentamiento global ha mantenido una línea ascendente en los últimos años; y en diciembre de 2021 se registró un récord de temperatura máxima alcanzada en el Ártico, de 38 grados centígrados.

Estos eventos han sido atribuidos a la falta de concientización o la escasez de normativas que mitiguen los efectos negativos. Lo cierto es que desde 1988 solo 100 empresas a nivel mundial han emitido el 70% de gases de efecto invernadero asociados con actividades humanas.

Lo que es irónico es que el 66% de 150 compañías colombianas encuestadas por el DANE aseguraron haber sido afectadas por el cambio climático. Dicho en otras palabras, el mayor impacto negativo lo están generando unos pocos, pero repercute en muchos y a largo plazo, en todos.

La buena noticia es que las tendencias de consumo cambiaron para bien gracias a la pandemia. Una encuesta de Google comprobó que el 82% de los consumidores tienen más presente la sostenibilidad ahora que antes del Covid 19.

Las personas están realizando pequeñas acciones como el reciclaje para retribuirle al planeta. Ahora bien, esperan que las empresas actúen de la misma manera, pues esto les genera confianza.

La ventaja de la credibilidad

Teniendo una política de responsabilidad social las compañías ganarán automáticamente la credibilidad de sus usuarios y mantendrán una buena reputación, puesto que serán vistas como empresas transparentes, más humanas y honestas.

Con la reputación interna de la empresa ocurrirá de la misma manera que con los clientes. Cuando existe una motivación mayor al beneficio individual, las personas trabajan más y mejor, hay un nivel de rotación menor e incluso los colaboradores promueven la compañía.

Y si la responsabilidad social es un beneficio para el posicionamiento interno y externo, también lo es para brindar confianza a los inversionistas, quienes verán solidez en la empresa.

En cuanto a las desventajas, tú que estás leyendo esto debes saber que no hay ninguna. Aplicar la responsabilidad social en una empresa siempre es una buena decisión.

Plantar árboles

¿Cómo ser socialmente responsable?

Para lograr este cometido se requiere identificar las causas sociales en las que se quiere trabajar, definir las actividades y medir los avances.

Al principio de este artículo se mencionaron algunas de las tendencias para el 2022: libertad de género, lucha contra el cambio climático y salud mental. Puedes abanderarte de una o varias de ellas y poner en marcha tu estrategia.

Lo que debes tener en cuenta es siempre poseer un interés genuino en generar un impacto positivo, como lo han hecho Bancolombia, Grupo Nutresa, Alpina, Sura y Bavaria, las empresas colombianas con mejor responsabilidad y gobierno corporativo de 2020.

Para determinar su posición se tuvieron en cuenta aspectos como transparencia, responsabilidad con los empleados, compromiso con el medioambiente y la comunidad, etc. Esta es la suma de varias acciones que benefician a la sociedad y no se enfocan únicamente en el medioambiente.

Team muraby en la siembra de árboles

Un ejemplo de responsabilidad social aplicada

La responsabilidad social no tiene por qué tener acciones externas a las que realiza la empresa. Causará mayor impacto integrar la sostenibilidad en los productos y servicios que ya existen.

muraby, por ejemplo, es una de las empresas con responsabilidad social en Colombia que aplica varios conceptos para la mejora de la sociedad. Este software de trabajo en campo maneja la política 100% paperless, lo que significa que no utiliza papel y promueve que otras empresas cambien a los documentos digitales.

En el inicio de la pandemia, muraby desarrolló la autoevaluación de estado de salud para detectar síntomas de Covid a tiempo y disminuir la velocidad de contagios en el trabajo. La autoevaluación se ofreció de manera gratuita y gracias a ella, el 95% de las compañías usuarias detectaron posibles riesgos de contagio.

En el 2021, la startup colombiana avanzó hacia el camino de la inclusión de género. Mediante un convenio con Alianza In, las mujeres del equipo muraby se unieron a #MásMujeresInApps, una iniciativa para promover la participación del género femenino en carreras STEM, donde suele haber mayor población masculina.

A finales del 2021 y continuando con su política paperless, muraby participó en una siembra de árboles con la Fundación Torca en un humedal que lleva el mismo nombre, donde ha disminuido el recurso hídrico y, por tanto, la fauna y la flora. Así fue como nació el bosque muraby.

Como lo has visto hasta el momento, es una necesidad más que un deber, convertir la empresa en una marca con propósito y para ello se deben tomar acciones concretas con objetivos a corto y largo plazo. Llénate de inspiración con lo que has leído hoy y elabora tu plan desde ya, el tiempo apremia.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en telegram
Telegram
Categorías

¡Sé el primero en enterarte!

Recibe actualizaciones, noticias, ofertas y productos en tu correo cada semana.